Mi sitio web

Si amas la música, visita mi sitio web. Toda mi música gratis para ti.
http://www.venusreyjr.com

jueves, 20 de julio de 2017

Erotismo lésbico o alegoría del embarazo: Gabrielle d'Estrees

Gabrielle d’Estrees y su hermana, la duquesa de Villars
¿Erotismo lésbico o alegoría del embarazo?

Título: Gabrielle d’Estress et une de ses soeurs.
Año de composición: 1594.
Autor: anónimo (Escuela de Fontainebleau).
Dimensiones: 96 x 125 cm.
Técnica: óleo sobre tela.
Residencia: Museo de Louvre, París.

Erotismo lésbico Venus Rey Jr Venus Rex


Gabrielle d’Estrees era la amante de Enrique IV, rey de Francia. En el cuadro, ella aparece a la derecha sosteniendo un anillo, y su hermana, la duquesa de Villars, a la izquierda tocándole el pezón. Atrás, una mujer cose. Al fondo, arriba de la chimenea, hay un cuadro: es un desnudo con las piernas entreabiertas: un hombre que al parecer se está tocando los genitales.


pezón nipple Gabrielle d'Estress Louvre Venus Rey Jr Venus Rex
A primera vista, el cuadro resulta deliciosamente erótico: dos mujeres jóvenes, desnudas y bellas, se tocan. No es exagerada la anécdota que cuentan algunos visitantes del Louvre en el sentido de que, cuando están frente a este cuadro, el deseo erótico los posee. A principios de los 1700’s, Pierre de Bourdeille refiere que una mujer perdió el control cuando vio esta pintura y urgió al hombre que la acompañaba a tener sexo inmediatamente.

Así vista, la pintura parece estar orientada hacia la homosexualidad femenina. No sabemos quién realizó este cuadro, sólo que fue un francés y que la pintura se ajusta a los cánones de la llamada Escuela de Fontainebleau. Podemos suponer que el pintor era zurdo, y que esta obra de algún modo es un homenaje a los zurdos: la duquesa toca el pezón de su hermana con la mano izquierda; Gabrielle sostiene el anillo con la mano izquierda; la mujer que cose lo hace con la mano izquierda.



 En aquella época se pensaba que ser zurdo era un defecto que podía solucionarse obligando a quien lo padecía a usar la mano derecha, de tal suerte que muchos zurdos terminaban siendo ambidiestros. En este cuadro el pintor quizá esté disfrutando una pequeña venganza contra esas prácticas.

La interpretación académica del propio Museo del Louvre es esta: el cuadro representa la gravidez de Gabrielle d’Estrees. El hecho de que su hermana le pellizque el pezón es signo de ello. Además, la mujer al fondo cose una ropa para el futuro bebé. El anillo que Gabrielle sostiene es la prenda de amor que le dio su amante el rey.



El cuadro fue adquirido por el Louvre en una fecha tan tardía como 1937, poco antes de estallar la segunda guerra mundial. Pasó por varias manos y, créanlo o no, estuvo colgado en una pared del cuartel principal de la policía, en París, durante muchos años y, como resultaba un poco obsceno a ciertas susceptibilidades, fue tapado con una tela para que nadie lo viera; así estuvo años.






Espero que disfruten esta deliciosa obra. Quizá la interpretación académica sea la correcta, pero yo me quedo con las connotaciones eróticas y con el hecho de que este cuadro se ha erigido en icono de la cultura lésbica. Viva la diversidad.


Venus Rex
pezón nipple Gabrielle d'Estress Louvre Venus Rey Jr Venus Rex

domingo, 2 de julio de 2017

Fante: Camino de Los Angéles

Camino de Los Ángeles
John Fante
Anagrama, 200 pp.
Calificación: 

Road to Los Angeles Venus Rey Jr

 No pierdas tu tiempo
 Solo para fans del autor o interesados en el tema
 Vale la pena leerlo
 Muy recomendable
 Absolutamente imprescindible


Charles Bokowski
Bukowski suele ser un artista de culto y no son pocos los escritores que lo veneran y lo mencionan como la gran influencia de sus quehaceres narrativos. El sur de California fue su patria, y Los Ángeles su ciudad. Su actividad literaria gira en torno a esta geografía. Sin duda un tremendo escritor. Pero, ¿saben ustedes quién fue la gran influencia de Bukowski? Un escritor italo-americano que también tomó a California como patria. Me refiero a John Fante.

Fante Road to los Angeles Venus Rex
John Fante

City Hall en 1931, Los Ángeles
«Camino de Los Ángeles» (Road to Los Angeles) fue la primera novela que escribió, allá en los años 1930’s. Permaneció inédita, desconocida, hasta que un editor se animó a publicarla en una fecha tan tardía como 1985, dos años después de la muerte del autor. Durante la vida de John Fante nadie se atrevió a publicarla, pues resultaba demasiado incómoda; aún hoy, en nuestros días, escandaliza por su incorrección política: si usted está dispuesto a aguantar insultos racistas contra mexicanos y filipinos; si usted está dispuesto a escuchar un terrible ataque contra el catolicismo; si usted está con ánimo de ver cómo un joven maltrata a su madre y hermana; si usted está dispuesto a pisotear y orinar encima del sueño americano; entonces usted va a reconocer esta novela. Entiendo que los editores no hayan querido publicarla, pues les habría parecido muy anti-americana y comunista.

El protagonista es el joven Arturo Bandini, alter ego del autor. El argumento es muy simple: el joven tiene grandes aspiraciones de escritor y esta trabajando una novela que, según él, está destinada a ser la cumbre de la literatura universal. Es decir, es una novela que trata sobre escribir una novela. Mientras escribe, Bandini lee con locura a Nietzsche, Spengler, Marx y Schopenhauer y trabaja en las peores chambas imaginables: ayudante de un tendero italiano, ayudante de un camionero, lavaplatos y, el peor de todos, obrero en una fábrica de enlatado de pescado. Su único refugio es el onanismo: compra revistas de mujeres desnudas, se mete al armario y se autosatisface. Una vida realmente miserable, un sino imposible de romper.

Fotografía de desnudo artístico de los años 1930's

No revelaré el final, para no estropear la lectura; pero sí les advierto que este antihéroe urbano, Arturo Bandini, es un personaje hacia el cuál es difícil sentir simpatía: misógino, anticatólico, pretensioso intelectual, terriblemente racista; un tipo que odia a la sociedad. Y no obstante, el personaje nos muestra la candidez del sueño americano y los errores en que está basada la sociedad contemporánea. También desenmascara la hipocresía de ese catolicismo incapaz de solidarizarse con los pobres y marginados; aquel catolicismo que se obsesiona con la conducta sexual de las personas.

En fin, recomiendo «Camino de Los Ángeles» sólo si están dispuestos a ser sacudidos y a visitar el infierno. Después de esta lectura, no volverán a ver con los mismos ojos esa gran ciudad.

Venus Rex
Los Ángeles



martes, 4 de abril de 2017

Magela Gracia: Historia de la Amante

Historia de la Amante
Magela Gracia
Editorial Planeta, 386 pp.
Calificación: 

Venus Rey Jr reseña Magela Gracia
 No pierdas tu tiempo
 Solo para fans del autor o interesados en el tema
 Vale la pena leerlo
 Muy recomendable
 Absolutamente imprescindible


Hace algunos meses encontré una recomendación en internet: Historia de la Amante, de la española Magela Gracia. Decidí comprar la versión digital, que en ese momento estaba de oferta en Amazon. De inmediato envié un twitt a la autora: «me dispongo con mucho placer y entusiasmo a leer tu novela. Amo el género erótico. Saludos desde México.» Megela contestó: «Espero calentar tus noches… con la lectura.» Ciertamente lo hizo. He aquí mi reseña y comentarios.

La situación dramática de partida es esta: una mujer lleva un año de relación con un hombre; de repente él le confiesa que ella es la amante. Una especie de giro copernicano: lo habitual es que se confiese: tengo una amante; y no: tú eres la amante: «Mi novio tenía una amante…Y era yo», señala Olivia, protagonista de esta novela erótica.

Todos los personajes tienen un nombre que empieza con o: Olivia, que es la protagonista principal y la narradora; Octavio, un atractivo hombre de mediana edad, tan guapo como mentiroso y desvergonzado; Oziel, joven abogado, que se convertirá en el rival de Octavio; y las tres inseparables amigas de Olivia: Olaya, Olga y Oriola.

Una vez que Olivia sabe la verdad, entra en una especie de depresión. Casi no quiere salir y no se arregla. Una noche, sus amigas la invitan a cenar. Olivia se viste lo más arrebatadoramente sexy que puede: 

«Necesitaba sentirme atractiva y que me miraran con deseo.» 

Olivia explica la situación: aquel hombre tiene una pareja. ¡Cómo no se dio cuenta antes, si había señales que lo delataban! Cuando una persona está enamorada, sólo ve lo que quiere ver, sólo cree lo que quiere creer. Cuando esa persona se da cuenta de la mentira, la asaltan las dudas, se desencadenan las Erinias: ah, si se iba temprano es que iba a recogerla… pero claro, si dormían juntos… pues cómo no, si iban de viaje… y mil cosas más. ¿Es tan difícil aceptarse como amante?

Una noche, las amigas de Olivia la llevan a un bar con la intención de que ligue, pero Olivia no puede. No deja de pensar cosas: que si ha sido una estúpida, que si su vida fue clandestina, que si se conformaba con migajas, que si era ella la amante. Un hombre la aborda, pero no puede dejar de sentirse mal, y no obstante, se da cuenta de que su interlocutor es muy atractivo. Es Oziel.

Con Oziel surge una magia instantánea. Olivia siente esta atracción en todo el cuerpo; una atracción que la hace temblar; una atracción que no cesará en toda la novela.

Las páginas transcurren entre los intentos de Olivia por olvidarse de Octavio, en las mentiras de él para reconquistarla… y en Olivia siempre creyendo de nuevo. Es un círculo vicioso. Cada nueva mentira es descubierta, pero Olivia cae una y otra vez.

Oriola está completamente empeñada en hacer que Olivia se olvide de Octavio, y para ello se valdrá de Oziel. ¿Lo conseguirá? Olivia y Octavio han quedado de verse en un restaurante; él tiene muchas cosas qué explicar. Oriola cree que puede estropear el plan, de modo que la tarde previa cita a Olivia para comer, pero en realidad es una trampa: llegará Oziel y se quedará toda la tarde con Olivia.

«No digo que acostarte con Octavio esta noche sea mala idea –expresa Oriola–. Lo que te digo es que no es bueno que vayas con deseo a tu cita. Si surge, genial, pero creo que hay cosas más importantes que tratar y debes tener la mente despejada.»

Pragmatismo puro. Es verdad que el sexo distrae. Oriola espera que su amiga y Oziel tengan sexo, de modo que Olivia llegue en la noche con Octavio, pero ya con el deseo satisfecho, lo que le despejará la mente y la colocará en aptitud de meditar objetivamente las cosas. Y tiene razón:

«Te mereces ir a esa cena con un orgasmo pintado en la cara, y que Octavio se dé cuenta de que te acabas de follar a otro.»

La novela se lee con gran placer. Desde que uno la toma, la lectura fluye y uno no quiere cerrar el libro. Las escenas de sexo, como dice la autora, calientan las noches de cualquier lector: sensacionales.

No puedo decir más, porque no quiero arruinar la lectura revelando el final. ¿Qué pasará con Octavio? ¿Qué pasará con Oziel? ¿Qué pasará con Oriola y las demás amigas? ¿Es tan difícil aceptarse como amante?




Los invito a leer esta novela y conocer a la autora, una persona muy amable y accesible, a pesar del gran éxito que ha vivido con la serie de novelas eróticas que ha escrito; ah, porque este libro es el primero de una larga serie. Lo que sí les puedo decir es que se van a enamorar de Olivia, de Oziel... y de Magela.


Magela Gracia explica al final del libro que se especializó en literatura erótica desde 2005, y que escribe este género de novelas para ella y para sus amantes. Su credo estético quizá sea, como ella indica, el apasionante poder de transmitir la intimidad con las palabras. Magela se describe como descarada, activa, perversa, jovial: morbosa de nacimiento. Yo puedo decirles que soy absolutamente fan de ella.

Magela Gracia Historia de la Amante Venus Rey Jr
Magela Gracia

domingo, 5 de febrero de 2017

El Hilo Rojo: erotismo brutal en la novela de Erika Halvorsen

El Hilo Rojo, de Erika Halvorsen 

Una novela erótica poderosa y excitante que hay que leer

El Hilo Rojo
Erika Halvorsen
Editorial Sudamericana, 113 pp.
Calificación: 

Hilo Rojo Halvorsen reseña de Venus Rex
Edición argentina de El Hilo Rojo

 No pierdas tu tiempo
 Solo para fans del autor o interesados en el tema
 Vale la pena leerlo
 Muy recomendable
 Absolutamente imprescindible


La pregunta no es si el amor a primera vista es posible, sino si la atracción a primera vista es posible. No una atracción cualquiera, sino un drive sexual loco, animal, primitivo, brutal, de esos que te meten en un baño público con un desconocido y se te quedan impregnados en la piel y en todos los sentidos. La novela de Erica Halvorsen plantea esta inquietud: hay una antigua leyenda que habla de un hilo rojo que ata sexualmente a dos personas sin posibilidad de liberación.

Abril, una azafata argentina, conoce a Antón, dealer de vinos, también argentino, en un vuelo a Nueva York. De inmediato surge la atracción. Apenas cruzan algunas palabras, los dos saben que son presa de un frenesí incontrolable. Ya en el aeropuerto, y sin siquiera saber sus nombres, se meten a un baño para tener una experiencia erótica bestial. Sin embargo, una falsa alarma de atentado en el aeropuerto rompe la escena y los dos se pierden. Ella alberga la esperanza de que su amante la busque de regreso en Argentina.

Pasan algunos años. Cada quien encuentra una pareja y forman sus propias familias: Antón se va a vivir con Laura, una psicóloga pedante, y tiene hijos con ella; Abril conoce a Braulio, un agente inmobiliario, y después de un tiempo se va a vivir con él y tienen un hijo: Bautista. El asunto de Nueva York parece olvidado.

Después de algún tiempo de no volar, Abril cubrirá un vuelo a Marruecos. La mejor amiga de Abril también es azafata. Se llama Sofía –y también tiene sus secretos–. Vivieron juntas en un pequeño departamento en Buenos Aires antes de que Abril conociera a Braulio. Sofía no solo es confidente, sino casi una hermana para Abril.

Boeing 747 de Aerolíneas Argentinas

Abril descubre a “Atentado” en el avión. Sofía y Abril le llaman “Atentado” por la falsa alarma en el aeropuerto de Nueva York que frustró el encuentro sexual. Una vez que abril ve a su amante, una reacción primitiva la toma. Es una reacción que involucra no sólo el recuerdo de la memoria, sino el recuerdo de los sentidos. Ver al amante produce en ella sensaciones, espasmos y escalofríos difíciles de describir. Abril tiene ahora una pareja y un hijo y se da cuenta que no debería tener una aventura con el pasajero, cuyo nombre aún no sabe. Cuando Antón, que tampoco sabe el nombre de ella, la aborda, Abril finge que no lo conoce y lo corta.


Tánger, Marruecos
El hilo rojo es imposible de romper. Ya en Tánger, Sofía y Abril pasean por el bazar y el destino quiere que se encuentre con Antón. Quedan para salir esa noche. Las cosas marchan bien, y parece que todo está bajo control, que Abril podrá dominar su ímpetu. Pasean bajo el cielo marroquí y los sorprende el amanecer en la playa. Por fin saben sus nombres. De regreso al hotel, Abril y Antón están casi resignados a que no habrá nada más. Y entonces se besan. No un beso cualquiera, sino uno que despierta y potencia todas aquellas sensaciones que vivieron en la memoria de los cuerpos. Una vez roto el beso, Antón y Abril quedan para cenar esa noche.


Hilo Rojo Halvorsen reseña de Venus Rey JrAntón y Abril pasarán una noche de sexo imposible de olvidar. La prosa de Halvorsen es muy convincente y eficaz para narrar los arrebatos sexuales, los orgasmos, las sensaciones, el frenesí. Y no será sólo una, sino dos noches de amor cósmico, las que tendrán antes de que ella aborde el avión a Buenos Aires. Ahora saben que los dos viven en la misma ciudad. Él llegarán unos días después.



Avenida 9 de Julio, Ciudad de Buenos Aires

No es mi intención que esta reseña sea un spoiler del libro, así que no diré el final. Me limitaré a recomendar ampliamente El Hilo Rojo a todos los amantes de la literatura erótica. Un libro espléndido. Una prosa fantástica. Van a vibrar. Se los aseguro; sobre todo las mujeres.

Y para acabar, una foto de Erika Halvorsen, que además está guapísima.
Venus ReX

Erika Halvorsen Hilo Rojo Venus Rey Jr
Erika Halvorsen, autora de "El Hilo Rojo"